Cómo lograr una imagen memorable

¿Te has preguntado si tu imagen logra reflejar todas las cualidades y talentos que conforman la persona que eres al día de hoy? Es una pregunta interesante cuando hablamos de ser congruentes; pero ¿qué tiene que ver la congruencia con la imagen personal? Cuando escuchamos la palabra imagen regularmente vienen a nuestra cabeza palabras como “vanidad”, “falsedad”, “superficial”, entre otras tantas que he escuchado por eso hoy quiero platicarte de un concepto diferente.

Más que hablar de imagen hablamos de crear una marca personal que trabaje para ti y el logro de tus objetivos; una imagen que sea congruente a los atributos que tienes como persona. Piénsalo así ¿qué es más fácil de desarrollar? ¿tu imagen o tus capacidades y experiencia? ¡Exacto! Desarrollar una imagen estratégica es mucho más sencillo entonces la pregunta es ¿si de todas maneras los demás van a formarse una imagen nuestra, no sería mejor desarrollarla de manera congruente a nuestros talentos y capacidades? Si ya reconociste que la imagen no es sólo lo que te pones si no lo que transmites en todo tu ser (comunicación, paz, liderazgo, autenticidad, etc) entonces ahora te estarás preguntando ¿cómo puedo lograr transmitirlo asertivamente? Por ello quiero brindarte una guía de 8 pasos para hacer de tu imagen algo memorable. 

Sé consciente: Es importante primeramente que entiendas la importancia que tiene la imagen en tu día a día. Las personas no siempre somos capaces de expresar con palabras lo que estamos observando, sin embargo, somos capaces de registrar cientos de miles de imágenes mentales al día en cuestión de segundos, y éstas a su vez trasladarlas en términos de “me gusta o no me gusta” y por lo tanto de aceptación o rechazo.

Infórmate: ¿sabías que el 83% de las decisiones que tomamos las hacemos por los ojos? Por ello, además de tu comunicación verbal y de tus atributos personales y profesionales, te sugiero ver tu imagen también como una herramienta más de proyección.

Conoce: La base para desarrollar una imagen asertiva es saber quién eres y qué comunicas; para esto puedes iniciar con una dinámica de autopercepción contestando preguntas sobre ¿cómo te percibes a ti mismo? ¿cómo es tu personalidad? ¿qué atributos consideras que tienes? Después, haz un scoutting con personas de tu alrededor y hazles las mismas preguntas sobre ti. ¡Te sorprenderás de la retroalimentación que las personas te pueden dar y cómo esto te ayudará a crecer!

Estructura tu imagen: piensa qué te gustaría transmitir, hacia dónde quieres llegar y cuáles son las necesidades de aquéllos a los que te diriges.

Potencia tu guardarropa: Revisa tu closet y elimina de una buena vez todo aquello que ya no representa la persona que eres al día de hoy. ¡Sé exigente! Recuerda que tu clóset debe proyectar todos tus éxitos.

Viste con estrategia: el estilo debe reflejar tu personalidad, no importa si eres más casual, más elegante o incluso dramático; lo que se busca es que lo proyectes logrando la mejor versión de ti mismo.

Elige prendas que te hagan sentir cómod@ e impactante a la vez: Evita usar prendas que te opaquen, agrega elementos que te den poder y proyección ante los demás.

Mejora tu proyección con los colores: Recuerda que el negro, el gris, el azul marino y el blanco son colores que transmiten profesionalismo y credibilidad. ¡Úsalos a tu favor! El café y el beige son colores que transmiten informalidad y pasividad ¡evítalos en un lenguaje de negocios!


Mi nombre es Evelyn Quintero, asesora de imagen y personal shopper.
Mi propósito es probar que la imagen es mucho más que ropa, Fomentar el que la imagen debe ser un reflejo de todos los talentos, las cualidades y la experiencia que conforman la persona que somos al día de hoy.

comparte lo que piensas