Gestión Emocional

En la actualidad es muy común escuchar este término, sobre todo en momentos de estrés, crisis y angustia y es que cuando se está envuelto en emociones, es poco factible identificar la forma de salir de un estado emocional crítico, resulta entonces ser ya un tema de salud y tal situación es poco atendida aún, sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la “Salud emocional” como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades y puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a la sociedad entonces, ¿Qué es lo que sucede que poco se atiende la salud emocional?

El psicólogo estadounidense Daniel Goleman, manifiesta que toda emoción constituye un impulso que nos moviliza a la acción, identificar qué emoción te invade es volverse INTELIGENTE EMOCIONAL, para entonces, tras reconocer la emoción, poder darle salida con una atinada GESTIÓN EMOCIONAL.

Gestionar, es canalizar la emoción hacia conductas y decisiones adecuadas, se trata de hacer trabajar a la parte más evolucionada de nuestro cerebro y no dejarnos secuestrar por la parte más primitiva.

Considera los siguientes 4 pasos para comenzar a pasar de la INTELIGENCIA a la GESTIÓN EMOCIONAL.

1.- Date la oportunidad de sentir, acepta la emoción que estás sintiendo, si encubres emociones lo más seguro es que tu cuerpo comience a somatizar, a generar un mal estar o gritarte de alguna forma lo que estás sintiendo, tus emociones te dan mensajes para que tomes mayor atención de aquello que estás permitiendo en tu vida, escucharlas y has conciencia.

2.- Etiqueta la emoción, ponle nombre, ¿Qué sientes? También es importante saber ¿dónde lo sientes? y ¿qué tan seguido? Para que no te sorprenda lo que esa emoción hace en tu cuerpo y paso a paso tu vayas descubriendo, con qué emoción te dañas o que emoción al irla reconociendo ya no es tu verdugo.

3.- Ten una estrategia para reenfocar la emoción aun cuando parezca simple, respirar a conciencia y permitir que la emoción vaya fluyendo es muy benéfico, sustituye el pensamientos negativos por positivos o uno de aprendizaje, ¿Qué te deja esta experiencia? Siempre hay algo en lo que te puedan ayudar tus emociones así que pon atención en su contenido de valor.

4.- Toma acción, toma las riendas de tus reacciones para reenfocarlas, cualquier emoción es válida pero cualquier conducta NO, ser grosero o violento por tu mal manejo de emociones te puede generar situaciones aún peor, así que descarga tu emoción en privado y si es necesario hablar con alguien, deja que hayan bajado las aguas.

Nunca está de más permitirse ayuda profesional y hoy por hoy la salud emocional es algo que todos debemos cuidar.

De verdad me encantaría saber si esto te sirve de apoyo, así que déjame en los comentarios, tu opinión y gracias por ser parte de esta comunidad EN ALINEACCIÓN.

2 Comentarios

Ingresa a la conversación y cuéntanos tu opinión.

Eli Talaveraresponder
diciembre 9, 2020 at 2:09 pm

Hola, es para muy gratificante haber encontrado está valiosa información, es de mucho valor para mí Gracias.

Saharaid Pitaresponder
diciembre 9, 2020 at 2:30 pm
– En respuesta a: Eli Talavera

Que gusto que esto sea de beneficio, esa es la misión.

Deja un comentario