Pensamientos, merecimiento y trascendencia.

Leí una frase que la verdad me dio mucha paz, la frase decía:

Los pensamientos son solo eso, ¡pensamientos! y tú los puedes dejar pasar o darles peso.

La verdad eso me hizo mucho sentido, porque también he escuchado que si esta en tu mente esta en tu vida, pero entonces entre este cuestionamiento ¿Porque algo que esta en mi mente todavía no se materializa? Quizá es porque no le estoy dando el peso adecuado ¿Y porque otra cosa que no quiero tanto ya está? Pues quizá porque en esa otra cosa estoy enfocando todo el peso y entonces le estoy dando un enfoque diferente a lo que yo realmente quiero, por mucho que tu quieras algo, mientras tu mente este visualizando otra cosa y tu alma este desalineada jamás se va a materializar, por eso es tan importante abrir la mente, pero abrazar el alma dejar que fluya y se valla el pensamiento que sabotea para enfocar en el pensamiento liberador de abundancia y ahí está la plenitud cuando todo llega, simplemente escuchar tus pensamientos y dejar ir aquellos que no son necesarios, deja que fluyan, no sabotees pensando no debo de pensar en esto, no debo de pensar esto que fluya y se vaya es el momento de hacer silencio por las mañanas cuando eso puede suceder, si algo llega en un rostro o en una figura diferente a lo que tu deseas solo identifica si tiene las características de lo que tanto anhelas o has pedido, porque jamás podemos obligar a nada o nadie o accionar con tal de que algo suceda exactamente como nosotros lo queremos, es muy importante ser específicos, pero la voluntad esta alineada a la verdadera esencia de lo que estamos pidiendo, es solo marcar un camino y sobre el camino todo ira sucediendo, mientras estas alineada realmente a lo que deseas, pero si en cambio recibes algo semejante, acuérdate que hay que aprender a agradecer por eso es tan importante agradecer cada cosa  que sucede en la vida, porque en ese sentido esta la abundancia.

Constantemente usamos la frase “Me lo merezco” y no está mal, pero escucha esta pregunta ¿De verdad quieres tu merecido? eres esa persona que realmente se merece todo eso que esta pidiendo o finalmente estas desmerecido y por eso te llega tu merecido, pero el merecimiento no sale de la boca, sino del alma así que cuida tu alma y conviértete en tu mejor versión ve admirando los milagros del día a día o identifica lo que te has ido permitiendo merecer, algunas cosas que son retos muy fuertes para el ser humano, también son parte de ese merecimiento de lo que requiere en este plano para crecer y evolucionar

¡Si claro!

Claro que se lo merecen y  repente tú dirás hay personas que cargan cruces muy pesadas o que viven situaciones muy difíciles sabes, hoy lo entiendo yo, su ser lo merecía y solo quien lo entienda así, lleva cualquier reto con orgullo, merecimiento, dignidad y es entonces cuando trasciende.

comparte lo que piensas